portada blog articulo 5 habitos para petarlo sin petar
portada blog articulo 5 habitos para petarlo sin petar

5 HÁBITOS PARA PETARLO SIN PETAR

En este artículo te explicamos 5 claves que debes incorporar desde ya, si quieres que el camino al éxito no suponga el camino hacia tu agotamiento o el cierre de tu negocio. Porque sabemos que el paradigma corporativo actual es hostil con nuestra naturaleza femenina y no encajamos en él. Por eso, es imperativo que aprendamos a construir negocios basados en nuestra esencia para poder trabajar de manera sostenible, no sólo con el planeta, sino con nosotras mismas.

SI PREFIERES ESCUCHAR LA VERSIÓN LOCUTADA… HAZ CLIC EN TU FORMATO FAVORITO.

 

Nadie dijo que fuera fácil, pero tampoco nadie nos enseñó lo que suponía emprender. Seguro que antes de dar este paso imaginaste, una y mil veces, cómo sería poder dedicar el 100% de tu tiempo a hacer realidad esa idea que venía rondando por tu mente desde hacía tiempo. 

Lo que seguramente no imaginaste, fue la cantidad de horas invisibles que suponía llevarlo a cabo. 

Las emprendedoras tenemos una característica que nos define, la constancia. Porque emprender ese proyecto que hoy es pequeño, pero que crecerá para petarlo, requiere de mucha constancia y persistencia. Y ser constante en el mundo empresarial es todo un reto, porque no olvidemos que supone adaptarnos a un entorno que, por definición, es hostil con la naturaleza femenina. 

Como ya comentamos anteriormente, el mundo empresarial es un mundo creado por hombres con reglas de hombres, al que nos toca adaptarnos cuando comenzamos, o al menos eso es lo que muy sutilmente se nos dice.  Y claro, entrar en el traje de otro, tiene sus inconvenientes, porque ni nos es cómodo, ni nos permite desarrollar todo nuestro potencial. Así que, Amancia, ese traje no nos vale.

Pero si hay algo que nos caracteriza a las mujeres en todo el mundo, es la capacidad resolutiva que tenemos. “OK, este traje no me vale.. Entonces, ¿Qué hago? … Pues me hago otro”. 

De hecho, ese es el propósito de LasAmancias: no, el de hacer trajes, sino el ayudarte a encontrar tu propia forma de emprender. Una que se adapte a tí y a tu contexto (necesidades económicas, conciliación laboral, cuidado personal, etc,) para poder emprender, y petarlo pero sin petar. 

Por eso hemos preparado este artículo en el que te vamos a ofrecer las 5 claves para que puedas darle al mundo tu brillo, eso sí, sin extinguirte. 

1er hábito para petarlo sin petar. RESPETA TUS RITMOS CIRCADIANO E INFRADIANO

Cuando se trata de hacer crecer un proyecto, hay que mirar más allá de la construcción de la marca o empresa, e integrar también a la persona que la sostiene (tú). 

Porque sin ti, Amancia querida, tu proyecto no sería lo mismo. Y menos si estamos empezando o nuestro proyecto aún depende de nosotras.

Respetar nuestro ritmo circadiano, es algo tan básico como vivir/trabajar por el día, y parar/descansar por la noche. Vamos, básico, básico. 

Y también imprescindible para que la vida funcione como la conocemos. Fíjate si es importante el respeto del ritmo circadiano, que les valió el premio Nobel de Medicina a tres investigadores (Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young ) en el 2017.

Sin embargo, la tendencia de funcionamiento actual en la que hemos caído los humanos (especialmente urbanitas) nos empuja a alterarlo constantemente, a pesar de que es imprescindible para que todos los organismos del planeta funcionen. 

Hasta aquí, quizás no te estemos contando nada nuevo y todo esto seguramente ya lo sabías. Buenísimo, pues vamos a ir un poco más allá. 

Pero antes, déjanos preguntarte: ¿Te ha pasado alguna vez que tus ritmos no se sincronizan con los demás? Es decir, que aunque hayas leído en mil sitios que la mañana es el momento más inspirador del día, quizás para tí no lo sea. Y esto es debido a tu cronotipo.

¿Sabes qué son los cronotipos? Descubre el tuyo.

La cronobiología es la disciplina que estudia cómo es la relación entre nuestros ritmos biológicos y los de nuestro entorno. De hecho, la cronobiología estudia cómo son nuestras fases de producción de melatonina (la hormona del sueño) y distingue 3 tipologías en función de la producción de la misma. Estas son: matutina, vespertina e intermedia. 

A nosotras nos gusta mucho la distinción que hizo Michael Breus, psicólogo especializado en el sueño, porque aporta ciertos matices que estamos seguras de que pueden sernos útiles a todas, para comprender mejor nuestros biorritmos y ayudar a organizarnos de una forma más armónica. Pero vamos a darle una vuelta más, porque al bueno de Breus le faltó esta mirada femenina y no incluyó la ciclicidad en su clasificación y claro, nosotras además de nuestro ritmo circadiano también seguimos un ritmo infradiano, es decir, períodos de 28/30 días que rigen cualidades como nuestra disponibilidad energética, nuestra capacidad de concentración, creatividad o tolerancia al estrés, entre otras. 

Por eso, aprovechamos para recordarte que, si todavía no lo has leído, no te pierdas nuestro artículo sobre el tema, donde te explicamos con mucho más detalle qué son esos ritmos y cómo las mujeres nos sincronizamos con ellos.

2º hábito para petarlo sin petar. INCLUYE EL DESCANSO EN TU PLANIFICACIÓN 

¿Estás tan cansada que eres tú la que te duermes cuando les lees el cuento a tus hijos?

Y es que querida Amancia, no sabemos tú, pero nosotras estamos hartas de dos tópicos: El primero, que se considere al descanso como un ‘lujo personal’ al alcance de unas pocas privilegiadas. Y el segundo, que cuando nos demos un respiro, nos sobrevenga una culpabilidad tsunámica. Esto no puede continuar así, porque el descanso es la base de la productividad.

La producción y el descanso no son ni mucho menos términos opuestos, son más bien complementarios. Como ocurre con la noche y el día, o con el yin y el yang, que ambos representan dos caras de la misma moneda y no puede existir uno sin el otro..

Sin barbecho no hay cosecha, y sin descanso no hay productividad. 

Es imposible estar todo el tiempo en el hacer, como si fuéramos un robot. Si pretendemos sostener esta dinámica en el tiempo, terminaremos drenándonos, quemándonos y secándonos. Es el ciclo natural de la vida…

Por eso siempre nos encontrarás reivindicando el descanso y el autocuidado como los pilares fundamentales que sostienen nuestros negocios, porque querer ser una superwomans sólo nos lleva a la enfermedad (y es un arquetipo patriarcal de tres pares de narices). Cuanto más en contacto estamos con nuestro cuerpo interno y más nos relacionamos con nuestro organismo, más claro vemos la necesidad de equilibrio, y no solo físico, sino también mental. Porque no emprendimos para ser nuestra peor jefa, sino para hacer realidad un sueño.

El descanso es necesario porque nos aporta paz mental, nos ayuda a apagar el ruido externo y permite a nuestro cuerpo-mente auto-equilibrarse y, de esa forma, dejar espacio para el foco, la creatividad y la claridad que toda emprendedora necesita. 

Oye, porque al fin y al cabo, todas emprendimos con la ilusión de tener una buena calidad de vida.

3er hábito para petarlo sin petar: SÉ CONSCIENTE DE CÓMO EMPIEZAS Y CÓMO TERMINAS EL DÍA

Las rutinas diarias son acciones constructivas, que nos mantienen dentro de nuestra zona de confort. Existe la creencia popular, de que comenzar la mañana con buen pie, trasciende a lo que conseguiremos el resto del día porque de alguna manera imprime de una energía determinada el resto del día. 

Es importante, poner atención e intención tanto en el comienzo como en el final de la jornada, porque de ello dependerá nuestra bioquímica diaria. Sí, sí, como lo lees. Comenzar el día con buen pie, asegura que nuestro organismo produzca ingentes dosis de una neurohormona fundamental para nuestro negocio, la serotonina. 

Unos buenos niveles de serotonina, contribuirán a que estemos más enfocadas, de mejor humor para afrontar las tareas del día con más resiliencia ante los problemas, e incluso con menos ganas de interrumpir nuestro trabajo para tomar un snack (porque Amancia, la serotonina también controla el apetito por el dulce)

Comenzar el día con buen pie significa:

  • Exponerse a la luz directa por la mañana (que si teletrabajas, a veces pasas de la ducha al escritorio sin salir al balcón o a la ventana a recibir la luz). 
  • Tomar un buen desayuno, que contenga proteínas y grasas de calidad (no comas unas simples galletas con café). 
  • Planificar tu día. Hagas lo que hagas, hazlo con la consciencia de lo que te aporta. Hacer algo con intención, significa saber para qué lo estás haciendo, y la atención se centra en el cómo.
  • Hacer una tarea cada vez plenamente enfocada, o lo que es lo mismo, practicar el onetasking en lugar del multitasking. 

Acabar el día con buen pie también es importante, de hecho marcará nuestra productividad al día siguiente. Y esto lo sabemos todas, ¿O no te ha pasado nunca que has trasnochado mucho trabajando o estudiando y al día siguiente no tienes la misma energía ni capacidad de concentración? 

El descanso es fundamental, no nos cansaremos de decirlo. Sobre todo, porque cuando el sol cae en el horizonte nuestro cuerpo comienza a producir otra hormona fundamental para nuestra salud femenina: la melatonina. Y tanto esta como la serotonina, son responsables de que pueda desempeñar mejor o peor mi trabajo. Por lo que, al igual que tenemos nuestros rituales al iniciar el día, pongamos conciencia a cómo cerramos la jornada. 

Acabar el día con buen pie, significa:

  • Cenar siempre al menos 2h antes de acostarte. Ya sabes, la cena cuanto antes mejor, lo ideal es hacerla entre 19:00-21:00. Y no volver a picar hasta la mañana siguiente.
  • Usar luces amarillas en casa a partir de las 20:00h, sobre todo en el dormitorio. Si tienes luces blancas en alguna habitación cambia las bombillas porque este tipo de luz impide nuestra correcta producción de melatonina.
  • Desconectar los dispositivos electrónicos al menos 1h antes de ir a dormir. Y aquí entran TV, smartphones, iPads, etc… La luz que desprenden también altera nuestra producción de melatonina.
  • Agradecer. Hacer un balance al acabar el día, agradeciéndole a nuestro cuerpo y nuestra mente todo lo logrado hoy. Eso nos recuerda los pasos que estamos dando y nos hace tener muy presentes nuestros avances. 

Es cierto que, a pesar de tratar de comenzar y acabar con buen pie, no controlamos lo que sucederá, y a veces las cosas se tuercen, pero también es cierto que todas tenemos ingredientes en nuestra ‘despensa’ personal, que pueden ayudarnos a que nuestros días tengan sabrosura 😉

hábito para petarlo sin petar: PRACTICA EL ONETASKING

Las mujeres tenemos fama de ser buenas haciendo varias cosas a la vez y este hábito en realidad es bastante más perjudicial para tu sistema neurológico de lo que te imaginas. 

Como ya explicamos en nuestro artículoel mito del multitasking nuestros cerebros no son capaces de realizar dos tareas complejas a la vez (porque no están programados para hacerlo) lo que en realidad hacemos es ir y venir entre tareas muy rápidamente. A esta acción los neurocientíficos la llaman switching y consume el 20% de nuestra productividad. Es decir, que en lugar de hacernos ir más rápido y ser más productivas, nos fatiga antes y consume más energía. 

A pesar de ello, la mayoría de nosotras nos pasamos el día cambiando de una tarea a otra (que si ahora escribo un email, que me dejo a medias para entrar en Instagram, que si ahora entro en whatsapp…  ¿Te suena algo esto? 

El multitasking o la multitarea, no sólo ralentiza nuestro trabajo sino que además, agrega ansiedad y estrés a nuestro día.

Ya lo dice el refrán, “Quien mucho abarca, poco aprieta”, y es que intentar abarcar demasiado, supone también perder foco, ya que no es posible tener un alto grado de concentración en 3-4 cosas al mismo tiempo. Hábito que además, nos supone más estrés, porque gastamos energía extra tratando de realizar múltiples tareas y terminamos agotadas. Sin embargo, cuando nos concentramos en una cosa a la vez, es muy probable que trabajemos más enfocadas y que terminemos lo que nos propusimos hacer con más agilidad, lo cual, a su vez, disminuye nuestros niveles de estrés laboral. 

Cuando priorizamos algo importante y ponemos toda nuestra atención en ello,  también estamos reconstruyendo nuestro enfoque, es decir, diciendo no a un montón de cosas que ocupan un lugar en nuestra mente. Y esto, vaciar la mente de cosas innecesarias, en realidad potencia nuestra creatividad. 

Como ya ha sido mostrado en numerosos estudios sobre neurociencia, cuando le damos espacio, nuestra mente optimiza los recursos y nos permite explorar nuevas posibilidades para desarrollar la tarea que estamos desempeñando. 

Y esto para nuestro cerebro significa: menos cortisol, más dopamina y más endorfinas, y será clave si estamos en fase premenstrual o menstruando

hábito para petarlo sin petar. PLANIFICA TUS ACCIONES INCLUYENDO TU CICLICIDAD

O como nos gusta decirlo aquí en LasAmancias: Respeta tu ritmo infradiano.

De veras, esta es la clave del éxito sostenible. Así como lo lees, porque no se trata de trabajar más para conseguir más, sino de hacerlo de forma inteligente y planificada. 

En cualquier negocio, proyecto o empresa hay momentos de agotamiento y de saturación. Negarlo sería mentirte y mentirnos a nosotras mismas. Ahora eso sí, estos momentos se pueden prevenir y hasta evitar, y no sólo eso, además es recomendable que lo hagamos porque, cuando ya entramos en la vorágine de saturación y hastío, estamos navegando en terreno peligroso para nosotras y para nuestra empresa. 

¿Sabes qué hacemos nosotras para no agotarnos? Porque si nos conoces desde hace tiempo, sabrás que somos 3 mujeres estupendas y que las tres, además de crear el proyecto LasAmancias, trabajamos individualmente con nuestros proyectos personales. Ahora bien, déjanos preguntarte algo, ¿Crees que tener dos negocios quiere decir el doble agotamiento? No necesariamente, si te planificas bien. 

Si quieres tener un flujo de trabajo constante que te permita ver cada año como tus beneficios suben, y al mismo tiempo, sentir que no sólo vives para trabajar necesitas un buen plan. 

Piensa en la cantidad de cosas que haces, según tu modelo de negocio: quizás llevas a cabo lanzamientos cada X meses, publicas frecuentemente en redes sociales, debes responder infinitos emails y por supuesto, realizar el servicio que ventas o vender el producto que creas. Entonces, ¿Es posible estar al día con todas estas acciones y sin agotarte? La clave es más sencilla de lo que te imaginas: deja de pensar a corto plazo en lo que tienes que resolver hoy y mañana, y abre la mirada a lo que tienes que resolver este mes. Esto no significa que te olvides de las tareas pequeñas, pero antes de llenar tu agenda del próximo mes, échale primero un vistazo y revisa en qué fase de tu ciclo estarás cada semana. De verdad, LA CLAVE ESTÁ EN LA PLANIFICACIÓN CÍCLICA.

Si este tema te interesa y quieres profundizar más sobre él. te recomendamos, que te des una vuelta por nuestro programa de Productividad Cíclica, en el que desde nuestras 3 esferas (ciclicidad – mindset – business), te acompañamos para que aprendas a organizarte en femenino (independientemente de si menstruas o ya no). De verdad  Amancia, no encontrarás nada por ahí como esto.

RESUMIENDO

Las mujeres necesitamos generar negocios que no repitan los patrones de producción, comunicación y liderazgo masculino, y que no respondan únicamente a resultados y objetivos, sino que por un lado tengan muy presente el impacto social, ambiental y personal que nuestros negocios y empresas generan, y por el otro, que sean negocios basados en las estructuras, sistemas y dinámicas de la esencia femenina. Tal y como hemos visto en este artículo, ésta se fundamenta en nuestra ciclicidad y fluctuaciones hormonales, y en nuestra disposición energética.

Perfecto Amancia, pues hasta aquí llega el artículo sobre esos 5 hábitos para petarlo sin petar en tu negocio (y en la vida). Desde LasAmancias deseamos que esta info te haya sido útil y te haya servido para nutrir no solo tu cerebro a nivel intelectual, sino y sobre todo, que haya despertado en ti las ganas de saber más y profundizar. De ser así te recomendamos muy mucho que hagas clic en los enlaces/recomendaciones/referencias que te proponemos en el texto, y para que no tengas que buscarlos, te los ponemos aquí 🙂

Artículos:  Ritmo circadiano e infradiano, el mito del multitasking, el nuevo paradigma de los negocios en femenino

Y también te facilitamos algunas imágenes por si las quieres guardar, pinear o simplemente tener :))

5 habitos para petarlo sin petar 1
5 hábitos para petarl sin petar
5 habitos para petarlo sin petar 3
5 habitos para petarlo sin petar 4
5 habitos para petarlo sin petar 5
5 habitos para petarlo sin petar 6

Y ahora sí, nos despedimos hasta el próximo artículo pero antes de que te vayas… POR FAVOR, escríbenos un comentario y cuéntanos qué te ha parecido, si concuerdas con nuestra visión, si te sientes identificada y sobre todo… si te apetece sumarte a este nuevo cambio de paradigma.
Un abrazo,

LasAmancias

Puede que también te guste…

EL LIDERAZGO FEMENINO

EL LIDERAZGO FEMENINO

EL LIDERAZGO FEMENINO El mundo de los negocios está cambiando, las mujeres llevamos décadas aportando nuestro granito...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X