La importancia de los ritmos circadiano e infradiano para tu negocio.

descubre qué implicaciones tiene no respetar nuestros ritmos en nuestra vida profesional y salud hormonal y el potencial que tiene cuando sí lo hacemos.

SI PREFIERES ESCUCHAR LA VERSIÓN LOCUTADA… HAZ CLIC EN TU FORMATO FAVORITO.

El ritmo circadiano es por definición el ritmo biológico que oscila con una frecuencia de 24 horas, coincidiendo con la rotación de la Tierra con el sol.
Circadiano viene del latín circa (‘alrededor de’) y dies (‘día’): el ritmo que gira entorno al día (aproximadamente 24 horas). Sin embargo, el circadiano no es el único ritmo biológico, existen más, y todos afectan a nuestra biología y productividad, algunos son menos conocidos por la opinión pública, uno de ellos incluso es exclusivo de la población femenina, que si aprendemos a utilizarlo puede ayudarnos a optimizar nuestro rendimiento y lograr más, con menos esfuerzo y menos estrés. 

Los relojes biológicos, están considerados como una ventaja evolutiva. Tan  importantes son para nuestra nuestra vida que en el 2017 se les concedió el premio nobel de medicina a los investigadores estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young por describir el funcionamiento de nuestro reloj biológico y su entramado molecular. Y esto es verdaderamente importante en el campo de la medicina porque gracias a sus descubrimientos ahora podemos entender un poco mejor cómo funciona nuestro organismo.

Nuestro reloj biológico circadiano, está dirigido desde el hipotálamo (que se encuentra en el cerebro) y funciona en colaboración con el nervio óptico, que le envía la señal de luz-oscuridad; esta señal se convierte en sustancias químicas que ayudan a la sincronización o desincronización del cuerpo con el mundo exterior.  

EL RITMO CIRCADIANO Y SU IMPORTANCIA PARA NUESTRO BIENESTAR

El ritmo circadiano regula nuestros procesos corporales diarios, como la digestión, la temperatura corporal, el metabolismo, el sueño, la eliminación y la producción de ciertas hormonas (de la actividad -dia- y del descanso -noche-).  Este reloj circadiano funciona desde nuestro nacimiento y continúa funcionando, día tras día, hasta el día que nos morimos.

Nuestro ritmo circadiano es el encargado de elevar nuestros niveles de cortisol cada mañana, levantarnos de la cama, tener apetito y estar activas durante el día. Y así mismo, cuando cae la noche, descender nuestros niveles de cortisol y comenzar a secretar otra hormona; la melatonina, cuya función es relajarnos para dormir. 

imagen2_blog_ritmo circadiano infradiano_lasamancias

A pesar de que nuestro ritmo circadiano nos invita a llevar una vida acorde a sus demandas, lo cierto es que nuestro estilo de vida no lo respeta. Sin ir más lejos, el modelo productivo en el que vivimos es tremendamente disruptivo con este equilibrio, de hecho la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, por ejemplo, ha clasificado el trabajo por turnos como un probable cancerígeno por su alteración los ritmos circadianos. 

Por cierto, ¿sabías que nuestra generación, es la más desregulada de su ritmo circadiano de la historia? Esto es así, hasta el punto de que en muchos casos tenemos que re-aprender a cuidarnos para volver a adquirir hábitos que nos ayuden a recuperar esta ciclicidad. 

EL RITMO INFRADIANO. El GRAN OLVIDADO EN EL MUNDO DE LOS NEGOCIOS.

Las mujeres tenemos además otro reloj interno íntimamente relacionado con nuestro ritmo circadiano: el ritmo de infradiano de 28-30 días (o lo que dure tu ciclo). Este otro reloj interno, es mucho más importante de lo que nos han contado, de hecho da buena cuenta del estado de nuestra salud femenina. Según dijo la Academia Americana de Pediatría hace más de 15 años, el ciclo menstrual es un signo vital al igual que nuestra frecuencia cardiaca, temperatura  o tensión arterial. 

Por ello, es tan importante comprender la mecánica de nuestro ritmo infradiano y ya que  pueden darse desequilibrios en nuestra salud hormonal, especialmente con la adición de factores estresantes externos y deficiencias de micronutrientes.

El ritmo infradiano es similar al ritmo circadiano, en el sentido en que también es cíclico e influye en numerosos aspectos de nuestra vida personal y profesional, como por ejemplo: en nuestra concentración, rendimiento deportivo, energía disponible a lo largo del mes, capacidad de metabolizar los hidratos de carbono, comunicación verbal, tolerancia al estrés o incluso sentimiento empatía. 

Tan importante como optimizar nuestros ritmos circadianos diariamente, es optimizar nuestro bienestar menstrual. Ya que nuestros ritmos infradianos nos afectan de manera similar en distintos aspectos de la salud. Por ello, las mujeres debemos tener en cuenta que poseemos un reloj biológico diferente al de los hombres. Dirigido por nuestras hormonas y que nos ofrece la capacidad de modular nuestra energías y nuestros talentos en función de la bioquímica de cada una de sus fases.

imagen1_blog_ritmo circadiano infradiano_lasamancias

Trabajar y gestionar nuestros proyectos empresariales al compás de nuestros ciclos es la mejor manera de cuidar nuestra energía y nuestra salud. ¿Sabías que el ritmo infradiano es capaz de cambiar en un 25% la química cerebral de las mujeres a lo largo del mes? 

Si adaptamos nuestra dieta, nuestra rutina de ejercicios, calendario social e incluso compromisos laborales importantes a las diferentes fases del ciclo menstrual, estaremos utilizando las hormonas a nuestro favor. Y al mismo tiempo, dándole a nuestro cuerpo lo que necesita en cada momento, en lugar de presionarnos para trabajar al mismo nivel que los hombres (con niveles de intensidad constante y sin escuchar cómo nuestro cuerpo nos habla en cada fase).
Y de aquí precisamente es que nace nuestro programa Productividad Cíclica, el primer programa de productividad y gestión del tiempo diseñado para las mujeres teniendo en cuenta este segundo reloj interno.

No respetar nuestras fluctuaciones hormonales y sostener altos niveles de estrés laboral o personal, de manera indefinida, es devastador a nivel bioquímico y fisiológico. Además, supone entrar de lleno en el famoso burn-out o fatiga adrenal que es una de las causas de baja laboral más crecientes de la última década. 

RESUMIENDO

Para optimizar realmente nuestra salud y que esto se vea en todas las esferas de nuestra vida (incluida la laboral), debemos dar tanta importancia a nuestros ritmos infradianos como a nuestro reloj circadiano diario. Ya que si no, nos estaremos perdiendo el valioso potencial que nos ofrece nuestra naturaleza femenina cada mes.  En otras palabras, necesitamos un enfoque radicalmente nuevo para abordar los negocios de otra manera, en definitiva un nuevo paradigma de los negocios  mucho más respetuoso con el planeta, con nosotras mismas y con nuestra biología femenina.

 

Perfecto Amancia, pues hasta aquí llega el artículo sobre el ritmo circadiano e infradiano. Desde LasAmancias deseamos que esta info te aporte y te nutra no solo a nivel intelectual, sino y sobre todo, que haya despertado en ti las ganas de saber más y profundizar. De ser así te recomendamos muy mucho que hagas clic en los enlaces/recomendaciones/referencias que te proponemos en el texto, y para que no tengas que buscarlos, te los ponemos aquí 🙂


Libros: Woman Code  y In the Flo, de Alissa Vitti
Artículo: El Nuevo Paradigma de los negocios en femenino.
Programa PRODUCTIVIDAD CÍCLICA

 

Y también te facilitamos algunas imágenes por si las quieres guardar, pinear o simplemente tener :))

Ya nos despedimos pero antes de que te vayas, PLIS, dinos qué te ha parecido este artículo. Cuéntanos si conocías estos dos ritmos y si tu vida se ajusta a ellos o todo lo contrario. También puedes preguntarnos dudas que te surjan al plantearte el empezar a vivir de un modo más ‘circadiano’ o ‘infradiano’ :)) estaremos encantadas de echarte una mano,
Nos leemos!

LasAmancias

Puede que también te guste…

EL LIDERAZGO FEMENINO

EL LIDERAZGO FEMENINO

EL LIDERAZGO FEMENINO El mundo de los negocios está cambiando, las mujeres llevamos décadas aportando nuestro granito...

12 Comentarios

  1. María José

    Buenas tardes. Gran artículo, muchísimas gracias!

    Responder
    • Las Amancias

      Muchísimas gracias a ti por leerlo y comentar María José, nos alegramos que te haya gustado :))

      Responder
    • Rosmary

      Holaaaa . Todo super interesante !!!! Me interesa saber cómo sigue el ciclo luego que dejaste de menstruar. Nunca le di importancia a. Tampoco había escuchado sobre el tema . Mil gracias por haberlas encontrado! !!!!

      Responder
  2. Rina

    ¡Genial artículo, mujeres! Gracias 🙂 Tan sólo me choca el hecho de llamar ritmo infradiano al ciclo ovárico (o menstrual), pienso que puede dar lugar a error, como si se tratar de dos cosas distintas. ¡Un saludo!

    Responder
    • Las Amancias

      Hola Rina, muchas gracias por tus palabras y por tu comentario 🙂
      Pues mira, le llamamos así porque es como ‘científicamente’ el término está aceptado ya que dentro de los ritmos infradianos existentes, UNO de ellos es el del ciclo menstrual. Entendemos el apunte y lo tendremos en cuenta para hacer mucho hincapié en que el ciclo de las mujeres es el CICLO MENSTRUAL.
      Un abrazo,
      LasAmancias!

      Responder
  3. maria

    hola a las amancias …llego al articulo buscando conocer como funciona mi energia .No lo conocia con ese nombre pero es el ciclo mestrual ,ahora eso de pensar las actividades diarias y productivas en funcion de los sucesos del ciclo ,es interesante para seguir profundizando.gracias

    Responder
    • Las Amancias

      Hola María, un gusto saludarte! Exacto, el ritmo infradiano se corresponde con el ciclo menstrual, aunque no es el único tipo de ciclo dentro de los ritmos infradianos 🙂
      Lo interesante, dejando de lado el nombre, son esas implicaciones en tus tareas diarias y como esa disponibilidad energética potencia o disminuye tu productividad. Ya nos vas contando cómo lo vas sintiendo, sí? 🙂
      Un abrazo!!!
      LasAmancias

      Responder
  4. Cristina

    Hola Amancias. Muchas gracias por ofrecernos tanta información interesante. Durante 20 años de mi vida he trabajado dejando a un lado mi ciclo menstrual, tomando analgésicos y forzando el cuerpo. Atender a nuestro ritmo infradiano nos ofrece la oportunidad de ser productivas pero sin dejar de atender nuestras propias necesidades. Pienso que no es un camino fácil pero creo que merece la pena intentarlo. Un abrazo.

    Responder
    • Las Amancias

      Hola Cristina, muchas gracias por tus palabras, nos alegra mucho saber que la info te ha resultado interesante 🙂
      Mira, esto que te ha pasado a ti, nos ocurre a la mayoría de mujeres, y no porque seamos masoquistas sino porque nadie nos enseñó la importancia de nuestra ciclicidad para nuestra salud y nuestro bienestar diario. Hemos reducido la ciclicidad a la menstruación y el ciclo menstrual a los 3-4 días de sangrado… y bueno, ha llegado el momento de concientizar al mundo así que vamos allá, como tú bien dices, NO es un camino fácil pero vale la pena caminarlo :))
      Un abrazo grande,
      LasAmancias

      Responder
  5. Isabel

    El ritmo infradiano, el gran olvidado. Gracias por poner las palabras adecuadas y valiosas en el desconocimiento de todo este campo de la ciclicidad. Realmente no lo he puesto en práctica por absoluta ignorancia. Y por eso estoy aquí. Gracias, chicas. Un besito.

    Responder
    • Las Amancias

      Exactamente Isabel, más que el gran… sería LA GRAN olvidada, LA CICLICIDAD FEMENINA… Tan obvio que lo obviamos, y así nos va como humanidad. Por suerte cada vez más mujeres somos las que nos estamos dando cuenta de su valor fundamental y de cuán mal construida está esta sociedad que ignora las necesidades de la mitad de su población. Y por eso nos informamos, aprendemos, lo integramos, lo compartimos y llegamos a más mujeres que a su vez se informan, aprenden… y entramos en un círculo virtuoso que avanza lento, silencioso pero imparable 🙂
      Gracias por estar.

      Responder
  6. Sonia

    Buenos días,
    Sois todo un descubrimiento para mí y quiero felicitaros por vuestro gran e innovador trabajo (al menos para mí). Reconozco mi absoluta ignorancia en este tema y hasta me da “cosica” reconocerlo…, pero también me hace pensar, por un lado…: ¿por qué no se trata de un tema conocido incluso en entornos de mujeres? a veces somos nuestras propias zancadillas. Y por otro lado, voy a empezar desde hoy misma a observar cómo es mi ciclo para poder ser más productiva, algo más que fundamental!!
    Miles de gracias Amancias y un abrazo enorme

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X